fbpx

Amanece hoy Valencia con un día gris, lluvioso, que en otros momentos pensarías «invita a quedarse en casa». Ahora tienes la oportunidad de disfrutar de tu hogar y de ti. Queremos que te mimes un poco, por ello venimos a contarte más sobre esta rutina corporal.

Encender una vela en el baño, poner tu música favorita, darte una ducha y aplicar la hidratante corporal masajeando ligeramente la piel, son pequeños gestos que nos hacen sentir bien, muy necesarios en estos días.

Queremos ponértelo fácil. De manera que, anímate y busca un ratito esta semana para ti. Bien sea para cuidar e hidratar tu cabello, seguir una rutina facial muy natural o darle un extra de hidratación a tu cuerpo.

Todo aquel que ha probado la línea corporal de Hemp Care está encantado y después de un tiempo usándola, te aseguro que ¡funciona! Incluso en las pieles más secas y/o reactivas, la hidratación y suavidad son instantáneas, gracias a los beneficios que tiene para la piel el aceite de cáñamo ecológico.

Este preciado aceite previene eficazmente la deshidratación cutánea, los estados de extrema sensibilidad y la fragilidad epidérmica, favoreciendo un equilibrio sano y la función normal de la barrera de la piel.

Esta rutina corporal empieza con la limpieza, que conseguirás con el gel de ducha. Solo tendrás que verter una cantidad generosa del producto, masajear hasta hacer espuma y aclarar con abundante agua para notar en la piel su poder energizante, gracias al extracto de té verde.

Una vez fuera de la ducha, seca la piel con una toalla dando suaves toquecitos y prepárate para la hidratación, ¿eres más de aceites o de cremas? Te cuento…

El aceite en seco, de textura aterciopelada, aportará suavidad y sedosidad a tu piel, sin engrasarla.

La crema corporal, con avena, será tu gran aliada si sufres de piel seca, ya que refresca, hidrata y suaviza.

Elijas la textura que elijas, te recomiendo que respires hondo y lo apliques dándote un ligero masaje en forma de círculos para favorecer su absorción, relájate con su aroma. 

Continúa por las manos, las más castigadas a causa de los alcoholes desinfectantes. Aplica una pequeña nuez de crema de manos en las manos limpias y masajea hasta que se absorba. Te recomiendo que si están muy agrietadas, la disfrutes una segunda vez. Gracias al aceite de cáñamo y a la miel, notarás una hidratación instantánea. 

Por último y no menos importante, ya con tu pijama limpio. Rocía sobre detrás de tus orejas unas gotas de agua de perfume Hemp Care. Te hará sentir la naturaleza en tu cuerpo gracias a sus notas ricas en flores y cítricos. 

Ahora coge un buen libro o una maravillosa película, junto a tu gustosa manta y relájate. 

Un cálido abrazo,

SondeMar Valencia

Mediterranean LifeStore